Juanlu Sánchez: “el 15M ha sido espectacular. Uno se hace periodista por cosas como esas”

El equipo de InforUVa se reúne atropelladamente con él, tras la conferencia de Juanlu Sánchez, y en un despacho de la Facultad. El día en que nos visitó era una jornada dura, larga y de cambios para él. Empezaba a poner en marcha, junto a Ignacio Escolar, eldiario.es. Y las llamadas no cesaban. Tampoco las menciones en las redes sociales. Pero nos guardó unos minutos para que hablásemos con él sobre temas profesionales, el ámbito periodístico actual, los grandes grupos empresariales y cómo no, el 15M, movimiento en el que estuvo involucrado activamente y su nuevo proyecto.

Aquí tenéis la entrevista para que no perdáis ni una sola frase del interesante encuentro que tuvimos con él. También algunos de los “titulares” que nos dio.

P: No es nada nuevo que nos encontramos en una situación de crisis económica y sobre todo es muy acentuada en los medios de comunicación, ¿crees que existe parte de crisis fingida en muchos medios de comunicación para despedir a periodistas?

R: Está claro que existen medios de comunicación donde la prioridad no es mantener a periodistas en plantilla sino intentar mantener un estilo de vida empresarial, no me refiero al estilo de vida de los directivos sino a una forma de ser medio de comunicación. A unas estructuras que a lo mejor ya no son las que van a funcionar en el futuro. Es muy complicado porque hay medios muy grandes que vienen de un entorno que está reconvirtiéndose industrialmente y por tanto es normal que todo sea muy aberrante. Que haya grandes estructuras de muchos directivos mientras están echando a gente por un valor muy relativo como lo que puede ser el coste de sedes, equipo directivo, equipo comercial. Con lo cual sí, como en todas las empresas, en los medios de comunicación se está usando la crisis para soltar lastre en espera de tiempos mejores. Por eso creo que la construcción de medios sociales va a ir de abajo hacia arriba, empezar con muchas firmas y poca estructura en lugar de tener mucha estructura y pocas firmas.

P: Hasta hace unos meses has trabajado en Periodismo Humano, que se dedica a un periodismo diferente. ¿Realmente este periodismo alejado de los grandes grupos de comunicación es un periodismo que hasta ahora ha funcionado, va a funcionar y puede llegar a ser el futuro del periodismo?

R: Depende de lo que entendamos por lo que es Periodismo Humano pero si estamos hablando de marcar una agenda propia, ser un medio especializado, poner el foco donde otros emdios de comunicación no lo hacen, dar clave, contexto, análisis, huir del mal uso de la palabra política, estar todo el día pendiente de lo que dicen unos y otros enfrentándose entre sí y no ir a la historia real, entonces sí es el modelo que funciona y estoy seguro porque la gente quiere eso, la gente demanda eso. No digo que lo otro vaya a desaparecer pero hay un sitio enorme para iniciativas de periodismo de calidad, de contexto, de claves, aplicado al periodismo humano, muchísimo, también al periodismo económico porque nos están contando la economía de una manera muy concreta, muy determinada y bajo unos parámetros muy bien formados durante muchos años en muchas escuelas de negocios pero no nos cuentan la economía de una manera mucho más abierta, la política, el deporte… hay sitio para hacer muchísimas cosas que los grandes medios no están haciendo. No significa que esto vaya a desaparecer pero que se van a crear algunos con agenda propia y que van a aportar mucha riqueza a la sociedad, estoy convencido.

P: ¿Crees entonces que el “periodismo comprometido” tiene futuro?

R: No me gusta hablar de periodismo comprometido. El medio de comunicación que hubiéramos montado se hubiera llamado periodismo.com si hubiera estado libre. Nosotros hacemos periodismo, no hacemos periodismo alternativo, no somos activistas, una plataforma. Periodismo Humano ha sido y quiere seguir siendo un medio de comunicación que hace información, simplemente que su especialidad y su enfoque son muy determinados. Su finalidad es poner el foco en las víctimas de los abusos o en la sociedad civil o en las personas. Eso no nos hace periodistas diferentes, nos hace periodistas, con una agenda propia.

P: ¿Crees personalmente que los medios de comunicación actuales se basan demasiado en estos rumores y que les falta inmiscuirse más en los temas, buscar otros puntos de vista, algo que esté alejado de los poderes políticos y económicos?

R: Sí, hay un uso de los medios de comunicación bastante intencionado del medio de comunicación como instrumento de poder para el tráfico de influencias personales. Eso es así y es una tentación para cualquier persona que monta un medio de comunicación con repercusión social, usar tu medio de comunicación con unos intereses que no son los de la sociedad en general sino los tuyos y eso ha ido derivando a que la agenda de noticias realmente no tiene más interés para muchísima gente. No digo que la política no sea interesante ni importante, simplemente que se coge cualquier materia prima y acaba convirtiéndose en arma arrojadiza contra la trinchera de enfrente. Es lo que hacen los medios de comunicación tradicionales normalmente con excepciones que deberíamos defender todos como últimamente las de la televisión pública. Pero de eso la gente se da cuenta y en eso está la base de la falta de credibilidad de los medios. Y también esa debilidad es lo que provoca que aparezcan medios nuevos y que haya gente que los consuma y los consulte. Con lo cual, llegados al punto de que Internet es una sociedad en red abierta que vigila al vigilante, del vigilante, del vigilante yo creo que se va a empezar a remediar poco a poco.

P: ¿Crees que con este nuevo proyecto que hoy (28 de marzo) empiezas estos problemas que se ven en los medios de comunicación tradicionales se van a poder ver solventados?

R: Vamos a intentarlo. No hay nada más terrible que estar quejándose todo el día en la barra del bar y no hacer las cosas. Vamos a intentarlo y si lo conseguimos pues genial y si lo conseguimos un 80% pues genial también y si es un 30% también será genial. Avanzaremos y vendrán otros después que avanzarán un poco más que nosotros y nos convertiremos en otra cosa y vendrá gente que mutará por encima de nosotros y lo hará mejor. La cosa es currarlo, intentarlo y no esperar que nadie venga a salvarte la vida. La gente que pueda que lo intente y yo estoy en una situación en la que el siguiente paso natural que quería dar era algo así y afortunadamente ha surgido la posibilidad de hacerlo. Pues a intentarlo.

P: ¿Qué es eldiario.es y cómo surgió la colaboración con Ignacio Escolar para llevarlo adelante?

R: Es un medio de comunicación de información y análisis política y económica con enfoque social, que tiene muy claro cuáles son los principios de la transparencia, igualdad, derechos humanos, información… La información política y económica no en base para los mercados, sino para las personas y tan fácil como eso intentaremos desarrollarlo con firmas y periodistas de muchísima calidad a los que no les vamos a pedir que hagan la última hora y que vayan a la última rueda de prensa sino que se paren, analicen, vean de qué hilo hay que tirar para contar las cosas que han pasado.

Es un medio de comunicación diario, pero no es un medio de comunicación para pegarse con la última  hora. Es un medio de comunicación de segunda lectura para comprender, hay periodistas económicos, hay periodistas sociales, gente de Periodismo Humano, de Público, de ADN… y estamos en ello. La colaboración entre Nacho y yo surge de muchas conversaciones esporádicas de hace muchos años. Nos conocemos de Internet y de pronto llega un momento en que los dos sentíamos la necesidad de montar algo y nos hemos dado cuenta de que es complementario lo que queremos hacer. Él además tiene la capacidad de promover, dirigir, editar un medio de comunicación y para mí es una suerte que cuente conmigo como subdirector también porque me va a permitir influir sobre la agenda y poder poner todo esto en práctica de nuevo como ya hicimos en Periodismo Humano.

P: En la entrada de Elena Cabrera, una de las colaboradoras, ha puesto que eldiario.es iba a ser “para hablar y pensar desde la izquierda”. ¿Qué conlleva esto? y ¿podría venir a apoyar y a reforzar las ideas de Público, que ahora está un poco de capa caída, viene dando desde su inicio?

R: Todo el tema terminológico es super interesante porque hay mucha gente que se identifica con ser de izquierdas pero hay mucha gente que se siente incómoda con la etiqueta de ser de izquierdas. Porque desde la Transición española queda muy claro que si eres de izquierda piensas “esto, esto y esto”, tus amigos son “estos y estos” y tus enemigos son “estos”. Y si eres de derechas piensas “esto y esto”, tus amigos son “estos y estos” y tus enemigos, “estos” y la gente ya no responde a esos estímulos. Una de las cosas que el 15M ha puesto sobre la mesa es la muerte de la palabra izquierda. Yo la uso y la usamos todos pero hay muchísima gente que se identifica con la democracia, los derechos humanos y sin embargo dice “déjame de izquierdas ni derechas” porque si ser de izquierdas significa que estoy de acuerdo con estos, no me etiquetes.

Y creo que es interesante que sin ser naif, ingenuo… si estás defendiendo la educación pública, los derechos humanos, eres de izquierda pero nos podemos quedar un paso antes y quedarnos en un sitio mucho más rico que es el territorio de cuidar el común y ahí nos encontramos muchas más personas que si estamos con las etiquetas de siempre de derecha, izquierda, centro-derecha… porque además siempre los identificas con partidos políticos, medios de comunicación y eso la gente no lo quiere. Y el 15M es una buena demostración de gente que negaba etiquetas con “nosotros no somos ni de izquierdas ni de derechas, somos personas en esta plaza diciendo una serie de cosas que no nos gustan” y eso fue lo que les hizo fuertes porque en el momento en que aceptas una etiqueta te categorizan, te asocian una serie de prejuicios y al cajón. Y a Elena la quiero mucho, sí que cree en la palabra izquierda y voy con ella hasta el fin del mundo, pero me parece interesante el debate terminológico.

Juanlu Sánchez: “eldiario.es es un medio de comunicación diario pero no es un medio para pegarse con la última hora”

P: Dentro de lo que hablábamos de “hacernos una firma” desde ahora, dar prestigio a nuestro nombre, ¿cómo podríamos ir haciéndonos hueco desde un blog personal tal como haces tú?

R: Creo que a día de hoy tenemos muchas herramientas para hacer periodismo por nuestra cuenta. Usar nuestros blogs sin caer en la tentación de hacer opinión facilona porque opinión tiene todo el mundo y eso no es exclusivo del periodista. Entonces, está bien poner la opinión pero si queremos ejercitar nuestro músculo periodístico debemos evitar el “coger un poco de aquí, otro de aquí” y ponerle un párrafo final, ese párrafo final odioso que todos nos permitimos y que deberíamos borrar siempre. Usar nuestro Twitter y nuestro Facebook, usarlo de forma profesional, no significa que solo podamos hablar de trabajo, porque me encantan las series de televisión y me paso el día haciendo comparaciones de la realidad con The Wire o haciendo comparaciones de la realidad con Lost cuando cometimos aquel error llamado Lost. Eso también forma parte de tu firma, porque eres una persona, no eres un teletipo, pero trabajar siempre dentro de una comunidad y no volcar todas tus entrañas dentro.

Es una opinión personal pero la gente que expresa todos sus sentimientos en la Red me parece muy bien, pero si yo te sigo a ti porque eres buena informando sobre comunicación, a la cuarta vez que leo “paseando al perro”, pues ya no te sigo. Te seguirán tus amigos porque cuentas cosas personales y a gente que les interesa tus cosas personales pero no a los de comunicación, estás creando una comunidad diferente. Hay mucha gente que tiene mucha comunidad alrededor porque cuenta su vida y a la gente le interesa, bien. Pero no significa que seas un periodista con repercusión, sino que interesa tu vida. Por lo tanto apuesto cada vez más, que visto que conforme vas afinando la herramienta, cada vez tiene más sentido usarla para cosas profesionales y no personales.

P: En la conferencia nos has hablado de tu etapa por Periodismo Humano, tus reportajes… ¿con qué reportaje o trabajo te quedas, cuál es el que más te gusta o el que más te costó realizar?

R: El que más me gusta porque creo que aportó en ese momento y no se ha hecho después un retrato documental muy valioso de lo que pasó es de las primeras cuarenta personas en Sol, que durmieron allí. Me gusta porque es la reconstrucción de una noche histórica. Y me parece muy interesante, haberlo hecho, me costó mucho trabajo encontrar a las personas, convencerlas de que hablaran, hacer el reportaje en sí mismo porque venía de estar 12 horas trabajando y después te tienes que poner a escribir. Luego también están los reportajes de Melilla y Marruecos, que son experiencias o el del Sáhara con experiencias personales y profesionales muy intensas pero son cosas que quizá haya hecho otra gente y vives de una manera muy intensa pero que tienen un valor periodístico relativo, no porque no haya que documentarlo  sino por culpa de cómo funcionan las cosas, que la noticia no es lo que pasa sino lo nuevo que pasa, olvidamos cosas que pasan todos los días que son muy graves. Entonces es muy frustrante tener un reportaje que te parezca indignante que esté pasando algo así y luego no sirva para cambiar nada y no tenga repercusión. Pero sobre todo lo del 15M  ha sido espectacular. Uno se hace periodista para cosas como esa y que pase en la puerta de tu casa y puedas estar 16 horas en la plaza de Sol es un privilegio brutal.

P: Y hablando de cambios y repercusiones, el 15M ahora mismo se encuentra, según detractores, “acabado” y otros tantos piensan que no es así, ¿en qué momento piensas que está y qué se puede haber conseguido con este movimiento?

R: Creo que el 15M es un diagnóstico, una forma de describir los problemas del mundo. No es un programa político, ni una asociación ni una militancia, sino de unas personas que se juntan y dicen “aquí pasa esto, la sociedad está enfermita”. Y a partir de ese punto empiezan a pasar cosas, todas son 15M o ninguna son 15M: asambleas de barrio, gente que se conoce y se junta en colectivos culturales, gente que hace documentales, gente que hace exposiciones de fotografía, que se van al Ocuppy Wall Street para seguir con la “revolución”. A partir de ese momento empezaron a pasar muchísimas cosas. El 15M fue un cambio de mentalidad que está afectando a mucha gente y ha afectado al impulso político y social de mucha gente y eso se ha visto en el día a día de muchas realidades. Que a efectos globales el mundo sigue muy mal y no hemos cambiado nada, el discurso que se suele escuchar, probablemente el 15M no haya cambiado nada de un día para otro pero principalmente ha conseguido un cambio de mentalidad que vamos a notar. También un cambio cultural. La gente ya habla de política, antes estaba mal visto hablar de política y la gente se deja caer más que antes. Eso entre otras cosas es porque el 15M ha socializado las conversaciones políticas sin que nadie te mire y te diga “tú qué eres, de Rubalcaba, de Rajoy…” y dices “ya veré lo que voto cuando llegue el momento, pero ahora me interesan otras cosas”.

Juanlu Sánchez: “El 15M ha socializado la política”

P: Una de las reivindicaciones del 15M era la “Ley de transparencia” y es una palabra muy escuchada en estos días. Una de tus últimas entradas habla sobre Ley de transparencia y una “buena” Ley de transparencia. Se presentó el anteproyecto y queremos saber qué debe tener una buena Ley de transparencia y si este anteproyecto cumple o no con lo que comentabas en tu página.

R: Me sirve esta pregunta para hablar de otra cosa. Porque es muy buen ejemplo de cómo los periodistas cuando nos dedicamos a montar proyectos, renunciamos a ser periodistas por unos días. Publiqué eso en ese día y no me he leído el anteproyecto porque me he metido en eldiario.es y no me he leído nada. He tenido que secuestrarme a mí mismo para este proyecto y evidentemente no puedes estar a todo. Es una anécdota, ya me lo leeré pero la cara B de todo esto, lo malo es que cuando te metes en el lío de montar cosas para hacer periodismo lo que facilitas es que los demás hagan periodismo, pero tú te metes unos “marrones” que al final no tienes tiempo para hacer el periodismo que quieres hacer porque hay que coordinar cosas, editar cosas, hay que verse con gente y que hay que hacer cosas que no son intrínsecamente periodísticas.

También pasa con la gente de colectivos culturales, como a la gente que le gusta pintar que se junta y no les va a servir para que ellos pinten, sino para colgar las exposiciones de otros. Hay que asumir ya que eso luego es una frustración de decir “yo para qué me he metido en esto si luego no me da tiempo a publicar mis reportajes”, que estás todo el día hablando con más gente. Es un buen ejemplo. Publiqué eso para ver cuál era la calidad de la Ley de transparencia, ha salido y me ha pillado haciendo eldiario.es pero más allá de ello una buena Ley de transparencia debe tener que se sepa muy bien dónde está el límite entre la privacidad y la transparencia sin que eso signifique una excusa para que no nos den la información que pedimos. Es decir, el tema de la protección de datos hay que respetarlo y tenerlo muy claro pero muchas veces el tema de la protección de datos y la seguridad se usa para negarte ciertas cosas que realmente no están en contra de la protección de datos y la seguridad.

Por lo tanto lo importante es a qué ámbito puede aplicarse. Si yo les pido que me digan cuántas camas de hospital hay ocupadas en la provincia de Valladolid, me dicen “no, yo no les puedo dar esos datos porque la privacidad del historial de los pacientes…” pero solo estoy pidiendo cuántas personas con enfermedades cardiovasculares están ingresadas… y dicen que “esos datos no podemos dárselos”. Estas son las líneas importantes de si se están invirtiendo bien los recursos o no, de si la sanidad funciona o no… Hay ejemplos muy buenos con el mapa racial de Nueva York, tienen datos de qué raza es cada persona que vive en cada bloque de cada calle, de cada manzana de Nueva York. ¿Eso está bien o mal? Es un debate que no se tiene porque al final es la ley de transparencia no dice el sueldo del Teniente Coronel o del Secretario de Estado, pero lo importante es si se hacen públicas la demografía, las estadísticas públicas, si podemos acceder a bases de datos públicos del Consejo Judicial de Poder Judicial, del Congreso, del Senado… Va mucho más allá, una buena Ley de transparencia es una ley muy amplia pero podemos debatirlo pero el problema es que tampoco se debate demasiado.

P: Tu compañero Ignacio Escolar decía que una buena Ley de transparencia podía romper las exclusivas y las primicias a medios de comunicación. ¿Quizás si se hiciera una buena Ley de transparencia se podría ayudar a cambiar el periodismo y ahondar en los temas que importan y no ir al a primicia?

R: Sí, me parece fundamental. Muchas de las filtraciones a los medios de comunicación no deberían existir porque una base de datos los daría, como en el caso Gürtel y muchas otras cosas. Si hubiera una buena Ley de transparencia no habría exclusivas con lo cual no es un asunto de periodistas, le iría muy mal al negocio de periodistas. No les valdrían ciertas fuentes a los periodistas porque habría información de dominio público y tendrían que guiarse más por el olfato de qué preguntar. Y valdría no solo para que se pudiera completar la información, contextualizarla… como el ejemplo de Wikileaks, sino que si hay bases de datos públicas aparte de la gran conclusión primera va a haber gente que va a poder estar meses procesando datos y haciendo comparaciones y visualizaciones… gente experta en cuestiones contables o en tecnología o cosas que no tienen en teoría nada que ver con el periodismo y puede salir de todo, no todo lo malo, sino formatos informativos nuevos y muy enriquecedores para el periodismo.

P: Otra de las reivindicaciones del 15M era modificar la Ley electoral. Recientemente han sido las elecciones andaluzas y asturianas, ¿cómo valoras los resultados que se han obtenido y también que se pueda transformar quién tiene el poder y quién no por las alianzas?

R: En el caso de Asturias dependiendo del escenario supongo que gobernarán Foro y PP, con UPyD o sin ellos, cosa que por una parte ha debilitado a Cascos porque ha perdido escaños pero por otra parte le ha fortalecido porque se ha quitado de en medio a toda la parte del PP que era crítico con él y no iba a pactar con él. Los de ahora tampoco es que se lleven muy bien con él pero igual sí que pactan. Yo viví un año en Gijón y es un cambio, en Asturias que ellos a sí mismo se ven como el asturiano luchador, de izquierdas, casi el minero revolucionador, es un cambio tremendo.

En el caso de Andalucía es una sorpresa para todos los medios de comunicación, para todo el mundo que Arenas no tuviera mayoría absoluta o que se quedaran tan lejos de ella y que la diferencia fuera tan solo de 40 000 votos, era algo imprevisto y lo más llamativo de todo esto es que el PP ha perdido 400 000 votos desde  las últimas elecciones generales y 200 000 votos desde las últimas autonómicas. El PP ha recibido menos votos que hace cuatro años, ha ganado las elecciones porque el PSOE ha perdido más pero el PP que debía haber ganado, los ha perdido, porque parte de todo ello va a otros partidos. UPyD no ha salido y se pensaba que igual salía, Equo se ha quedado fuera, IU ha doblado votos con tan solo 100 000 votos más. También pasó en las elecciones generales y supongo que habrá un gobierno de PSOE e IU y quitará prejuicios de una y otra parte, es algo interesante.

Entrevista realizada por Ana Isabel M. Cordobés.
Cámara: Juan Carlos Castro.
Montaje: Vicente Sánchez.
Agradecimientos: Álvaro Alcalde y Cristina González
Anuncios

Un pensamiento en “Juanlu Sánchez: “el 15M ha sido espectacular. Uno se hace periodista por cosas como esas”

  1. Pingback: Entrevista a Juanlu Sánchez en InforUVa | milmomentosdecomunicación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s